Pasión 100%

100% belga, 100% natural

Royal Belgian Caviar es el pionero en nuestro país ‘del oro negro’. En 2002 aparecimos en el mercado como el primer y único productor de caviar belga del mercado.

El lanzamiento de nuestro producto estrella fue precedido por diez años de intensa preparación. En este periodo creamos nuestro propio stock de crías de diferentes especies de esturión. Todos los esturiones que empleamos para la obtención de nuestro caviar proceden de nuestro criadero y se desarrollan con alimentos de producción propia.

Royal Belgian Caviar se ha convertido, entre los amantes del caviar, en referencia mundial en calidad. Los principales chefs aprecian la calidad y clase de nuestro caviar. Royal Belgian Caviar hace de cada momento un placer exclusivo para sus papilas gustativas.

El arte del caviar

Para obtener el gusto exclusivo y típico del caviar, el proceso de cría y de elaboración, deben discurrir sin fallos. Esto exige conocimiento y profesionalidad.

La alimentación y las condiciones de cría de los esturiones son determinantes para obtener una calidad excepcional. Gracias a nuestra experiencia, hemos desarrollado una alimentación propia para los esturiones, que unida a la calidad del agua nos permite obtener una caviar excelente.

En el criadero monitorizamos y controlamos continuamente la calidad del agua. Gracias a estas condiciones de cría y de alimentación perfectas Royal Belgian Caviar supera incluso en sabor y calidad el caviar que se obtenía en captura salvaje.

100% controlado

Desde la hueva fecundada hasta la producción de caviar.

Para garantizar una calidad exclusiva desarrollamos el proceso de cría en unas condiciones controladas. Todos los pasos son monitorizados internamente. Desde la fecundación de la hueva hasta la elaboración propia del alimento para nuestros esturiones.

Examinamos y seleccionamos nuestros esturiones individualmente según el tamaño, robustez y sabor de su hueva.

Garantía de calidad

Elaboración tradicional

¿Por qué cambiar lo que funciona? Por esta razón, mantenemos el método de preparación ancestral.

Solamente empleando huevas no ovuladas respondemos a las altas expectativas de nuestros fieles amantes del caviar. Con una ecografía controlamos de manera muy precisa en cada hembra la calidad de la hueva. Solamente se utilizan las hembras con una calidad de hueva perfecta.

Disponemos de un espacio de producción especialmente concebido donde nuestro equipo tamiza, enjuaga y mide las huevas con el mayor de los cuidados. No mezclamos nunca en un mismo lote las huevas de diferentes esturiones.

Nuestro maestro de caviar es responsable inmediato del salado ligero - ‘malossol’ –. Así, aseguramos el perfecto equilibrio entre los diferentes aromas.

Finalmente, envasamos directamente nuestro caviar en las latas de diferentes formatos. En la sala de refrigeración creamos las condiciones de conservación perfectas. Después de un último control de calidad, Royal Belgian Caviar está listo para ser degustado por los amantes del caviar de todo el mundo.

100% natural

Ya no se necesita la captura salvaje

CITES – La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres – prohíbe la captura de esturiones en el Mar Caspio. Esta es la razón por la cual la ley prohíbe el comercio del caviar salvaje.

Royal Belgian Caviar ofrece una alternativa 100% natural. Las huevas vienen exclusivamente de esturiones que criamos nosotros mismos. Dado que nosotros mismos controlamos el ciclo de cría completo, para la producción del caviar, ya no es necesario sacar los esturiones de su medio natural.

Certificados